jueves, 17 de abril de 2008

La Modelo De Mi Mujer

Mi mujer y yo, al pasar los años de matrimonio, hemos ido introduciendo en nuestras prácticas sexuales nuevos retos. Empezamos por la lencería, pasamos a los juguetes luego comenzamos a hacer fotos, primero ella sola desnuda luego masturbándose y acabamos follando delante de la cámara, la verdad es que mi mujer siempre fue un poco puton. La fotografía nos encantaba, comenzamos enviando nuestras fotos a una página de Internet, a la gente les gusto y recibíamos correos animándonos a ir a más, de proposiciones de chicos y parejas para follarsela.

Yo, como fotógrafo, propuse llegar un poco mas lejos, quería hacer fotos de mi mujer follando con otro hombre o con una mujer y a ella, la muy puta, le gusto la idea. Fue visionando las fotos de otra pareja lo que nos dio una excitante idea, la mujer de las fotos era penetrada por varios hombres en una práctica llamada "gag bang". La sola idea de ser follada por varios hombres la puso a cien y mientras yo le metía mi polla en su coño ella me pedía que le trajera varios tíos para tirárselos mientras yo le sacaba fotos.

Decidimos preparar nuestra sesión de fotografía, nos llevo un tiempo hacer una selección de chicos, los quería jóvenes cuerpo bien cuidado, con un buen rabo y exigimos un analisis de sangre para que todos fueran bien sanos. Alquilamos un apartamento para un fin de semana y nos citamos con cuatro chicos dispuestos a todo.

Preparamos el salón del apartamento con los colchones de las camas, prepare las luces y la cámara muestras ella se vestía para la ocasión. A la hora convenida llegaron nuestros invitados, yo los recibí e hice las presentaciones entre ellos pues no se conocían. Preparaba unas copas cuando entro mi mujer en el salón llevaba un vestido verde de tirantes muy ajustado y corto, estaba guapísima morena con el cabello largo y liso, alta con los pechos bien abundantes e insinuantes que querían salirse por el escote y las piernas largas. Era un autentico bombón de 34 años. Ella saludaba a los chicos con un piquito en los labios y yo comenzaba a sacar las primeras fotos.

Mi mujer propuso que fueran ellos los que empezaran a desnudarse delante de ella y a los pocos minutos estaban los cuatro delante de ella apuntándole con sus pollas. Se le acercaron y la levantaron el vestido cayo al momento y en menos de un minuto ella solo vestía los zapatos de tacón, las manos acariciaban sus pechos, sus nalgas sus piernas, su coño depilado era acariciado por varios dedos, ella por su parte cogia las pollas de dos en dos mientras les comía la boca a ellos.

La acostaron en medio del salón sobre el colchón, uno de ellos le abrió las piernas por delante y acerco su lengua a los labios sonrosados de su coño, empezaba a gemir y se introducía dos pollas un la boca y un cuarto chico le comía los prominentes pezones endurecidos. Fueron relevándose en las posiciones sobre ella, yo también me estaba poniendo cachondo con solo verla dando y recibiendo placer con todos ellos, era una visión increíble, fantástica. Uno de ellos era un autentico maestro con la lengua, al momento de empezar a comerle el coño, mi mujer tenia su primer orgasmo, se contorsionaba y gemía con mas intensidad mientras le empujaba la cabeza contra su vajina y ella se metía una buena polla hasta la garganta. Aun estaba corriéndose la muy puta y ya le estaba invitando a que se la follase el primero, le subió las piernas dejando ver su coño abierto y húmedo para recibir la polla que fue tragada entera. Recibía ahora fuertes empujones sobre la entrepierna que subían de intensidad por momentos hasta que se la saca, con el capullo húmedo y morado a punto de explotar va a introducirlo en su boca donde mientras el primer chico inunda la boca de mi mujer de semen otro ya esta penetrándola. Se los paso a los cuatro por la raja del coño, pero la sesión no perdía intensidad.

Ella aun caliente se puso encima de uno de ellos introduciéndose el nabo, yo incite a ellos a que la penetraran dos a la vez, se le acerco uno de ellos por detrás y ella le indico que se embadurnara la verga de lubricante, el chico apoyo su capullo a la entrada de su culo y fue introduciéndosela lentamente hasta el fondo, y así bombeándola por el culo y el coño, la zorra de mi mujer va empalmando los orgasmos.

Los chicos me invitan a participar, uno de ellos me releva en la toma de fotos, lo primero que hago es meter mano al coño de mi mujer, para ver como lo han dejado, y como me imaginaba, caliente y muy dilatado. Monto sobre ella tumbada boca abajo y comienzo a follarla y los chicos, incansables veinteañeros, siguen con intención de metérsela aun mas por donde pueden. Y se me ocurre darme la vuelta con mi mujer y quedo yo tumbado boca arriba con ella encima de espaldas, de frente y follando abierta de piernas frente a ellos y como es tan puta invita a uno de ellos a que ponga el nabo duro a la entrada de su coño, con un movimiento levantando el culo, se saca mi polla y con la mano junta los capullos y va introduciéndolos lentamente los dos a la vez. Y lo consiguió, los dos hasta el fondo, ella llevaba la iniciativa se movía tragando y moviéndose, gemía gritaba y así con dos pollas metidas en el coño, con otra en la boca tuvo una espectacular corrida que la dejo sudorosa, escocida, agotada y satisfecha. Aun pudo recibir los embates de los que aun les quedaba semen en las pelotas.

Cuando dimos por terminada la sesión nos percatamos de que habíamos estado casi tres horas dándole polla a mi mujer, había triunfado, estaba escocida pero la experiencia lo valía. Dentro de un poco de tiempo hablaremos mi putilla y yo sobre que otro reportaje fotográfico podríamos hacer.